Ingredientes Elaboración Variantes Menús
Salsas para carnes
  • salsas
  • 45 min.
  • Fácil
  • 2€/ración

Salsas para carnes

Receta de Salsas para carnes

Una de las salsas favoritas de la cocina a nivel mundial, dada su versatilidad de sabor, su sencilla preparación y que ha logrado mantenerse intacta a pesar de la modernidad y su extensión por el mundo, convirtiéndose en una salsa fundamental en diferentes platos, para darle sabor, consistencia y un toque especial.

A pesar de su facilidad en la preparación, suele ser una salsa algo delicada, puesto que con facilidad puede hacerse grumosa, pegarse durante la preparación y quemarse, o incluso volverse demasiado espesa para poder usarse. Lograr el punto adecuado de nuestra salsa, en consistencia y sabor, es un reto, y hoy queremos enseñarte una receta sencilla para que lo sortees con éxito.

Con estas salsas para carnes puedes acompañar cualquier tipo de carne, especialmente las que hayas cocinado a la brasa: ternera en salsa, un costillar de cerdo o esta receta de solomillo de cerdo.

En esta web aprenderás a crear muchas salsas diferentes: salsa pesto, bechamel, a la pimienta o curry, ingrediente esencial en el pollo al curry. ¿Empezamos?

Ingredientes para Salsas para carnes

  • 125 gr de harina de trigo
  • 125 gr de mantequilla
  • 1 litro de leche
  • Nuez moscada molida
  • Sal y pimienta

Cómo hacer Salsas para carnes

  1. Vamos a iniciar tamizando la harina de trigo, para separar correctamente y así ir eliminando las probabilidades de que se generen grumos más adelante. Este paso es clave para tener una salsa fluida y sin pelotitas.
  2. Vamos a colocar en una olla, la leche, y la someteremos al fuego para tibiar un poco. Si la leche está a temperatura ambiente, este paso no será necesario. Después que adquiera algo de calor, agrega poco a poco la harina, y a medida que lo vas haciendo, ve revolviendo para que se integren adecuadamente.
  3. Una vez que ambas partes estén unidas, coloca al fuego la salsa. No dejes de removerla mientras este proceso ocurre, porque una vez que sumas el calor a la ecuación, es muy probable que la harina comience a separarse de la leche.
  4. Sigue removiendo, y comienza a agregar los demás ingredientes. Comienza por la mantequilla, que puedes agregarla de dos maneras: en su estado untable, o después de haberla derretido previamente. Si lo haces de la primera forma, revuelve bien para que se derrita correctamente.
  5. A continuación, agrega la nuez moscada derretida. Este elemento tiene un sabor bastante particular, por lo que te recomendamos que lo agregues a discreción, probando incluso el sabor que le va dando. Es delicioso pero dependerá de ti.
  6. Sigue revolviendo y añade la sal y pimienta, también a tu gusto. Déjala al fuego, moviéndola esporádicamente para que evites que se pegue en la olla o se ponga demasiado espesa. Déjala hervir y cuando lo haga, baja el fuego, revuelve insistentemente y déjala 5 minutos.
  7. Transcurrido el tiempo, sírvela con lo que más apetezcan, y ¡buen provecho!
¿Te ha sido útil esta receta?
¡Gracias por tu ayuda!
¿Cómo podemos mejorarla?
Ir arriba

Otras recetas de Salsas para carnes


Salsa curry

Salsa curry

Ingredientes:

  • 50 gr de mantequilla
  • 1 cebolla
  • 4 cucharadas de curry en polvo
  • 1 taza de nata líquida
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Si hay una salsa que la cocina oriental tiene para ofrecer, y ha logrado enamorar a todo el mundo esa es la salsa curry. Y es que esta especie tan particular, tiene un sabor picante y a la vez medio dulzón que ha encantado al occidente, quienes nos hemos abierto a la posibilidad de agregarla a nuestras comidas.


Salsa a la pimienta

Salsa a la pimienta

Ingredientes:

  • Aceite de oliva
  • Unos 10-15 gr de pimiento negra en grano
  • ½ cucharada de café de pimiento negra molida
  • Unos 20 gr de coñac o brandy
  • 200 gr de crema de leche
  • ½ vasito de caldo de carne
  • Sal

La Salsa a la Pimienta es un increíble acompañante para tus comidas, que además se caracteriza por tener una preparación sencilla, que no te tomar demasiado tiempo y hará que tu comida destaque.


Salsa agridulce

Salsa agridulce

Ingredientes:

  • 8 cucharadas de ketchup (salsa de tomate)
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 5 cucharadas de agua
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • Vinagre

La salsa agridulce es uno de los ingredientes preferidos de la comida china, gracias a su consistencia y sobre todo a lo versátil que puede llegar a ser con diferentes alimentos y ese toque especial que aporta, siendo ácida y a la vez agradable al paladar, por su toque dulzón.


Salsa al pesto

Salsa al pesto

Ingredientes:


Salsa blanca

Salsa blanca

Ingredientes:


Salsa César

Salsa César

Ingredientes:

  • 100 ml de leche entera
  • 200 ml de aceite de olive
  • 20 gramos de queso parmesano
  • 3 anchoas en aceite
  • ½ diente de ajo
  • Una cucharada de pimienta
  • Una cucharada de sal
  • Zumo de limón recién exprimido
  • Hojas de perejil fresco

No hay nada más delicioso que una ensalada César. La frescura de la lechuga, lo crujiente del pan tostado y el sabor indiscutible del aderezo, la hacen una opción indiscutible. Es un buen modo de tomar algo un poco más ligero en la dieta, pero igualmente sabroso, que nos deleite. A veces se trata de una reunión espontánea con amigos, donde queremos cenar algo delicioso pero que sea de fácil elaboración.


Salsa de champiñones

Salsa de champiñones

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 tazas de leche
  • Sal y pimienta
  • Aceite
  • 1 bandeja de champiñones rebanados

No existe un ingrediente más versátil que los champiñones. Tienen un sabor indiscutible aunque no demasiado fuerte, lo que permite que se combine con otros ingredientes sin ningún problema.